9 de mayo de 2016

Nuevo reto de nuestro miembro del club 400K

Ayer intentamos completar un reto único, hacer 400K en un solo día atravesando Sierra Espuña, subiendo hasta el Noroeste de Murcia para proseguir hasta la provincia de Alicante y afrontar la Sierra del Maigmó por su cara este (Xorret de Catí) con rampas del 20% de desnivel y ya acumulados 285K en las piernas y unos 3800m de desnivel.
Salíamos de casa sobre las 7:20 de la mañana, con una temperatura fresca y fuerte amenaza de lluvia pero cuatro gotas no me iban a impedir pedalear y avanzar, yo pensaba..."si llueve al menos no tendré viento".

Me dispongo a subir La Marina en Sierra Espuña y veo mucha niebla en lo alto, el ritmo es bueno y consigo mi segundo mejor tiempo en la subida pero a partir del comienzo de la subida al Collado Bermejo me encuentro con viento lateral y una fina capa de lluvia/niebla que me estremece los huesos a eso de las 8:45 de la mañana (nunca había subido tan temprano). Consigo coronar en mi afán de acabar el reto y en la bajada no siento ni manos ni pies, entumecidos por el frío y la lluvia.
Consigo recuperar las pulsaciones y transito hasta Zarzadilla de Totana para desviarme hacía La Paca y posterior carretera que termina en Caravaca de La Cruz. A esta población llego empapado de agua y sudor con 5 horas pedaleando sin apenas descanso. Decido hacer la primera parada del día, de no más de 10 minutos para no enfriarme, repongo líquidos y comemos.
Proseguimos hasta Moratalla subiendo el puerto del Caracollillo y enlazamos con la peligrosa carretera de Calasparra hasta la Venta del Olivo donde desaparece la lluvia pero mi querido viento del este hace su habitual aparición a mi paso por esta zona. Los subebajas del terreno unidos al viento de cara hacen que me desmoralice pero el hecho de saber que me esperaba Mari Mari Mrtz Morga en la Venta del Olivo para darme un par de besos y un bocata de membrillo me daban el aliento suficiente como para no desfallecer y bajar otro piñón más,


Realizo el segundo avituallamiento del día sobre las 2 de la tarde y aprovecho la hora de la comida para intentar llegar hasta Yecla pasando por Jumilla. El terreno va picando hacía arriba y las fuerzas empiezan a estar muy justas.
Me tomo un gel que parece darme vida hasta Villena pero era un simple espejismo, al llegar a Castalla tras 10 horas pedaleando reflexiono sobre si seré capaz de afrontar una subida que desconozco pero que me han dicho que son 3 kms terribles con una media del 14%. Efectivamente, al llegar al Xorret de Catí en su subida desde Castalla soy consciente de que mi reto acaba aqui; sin fuerzas, con dolores musculares y esa pared con rampas del 20% destrozan la poca moral que me quedaba. Aún asi le hecho un par y afronto la subida, tirando de riñones, de pundonor y de orgullo. Consigo coronar y "me dejo caer" sin un gramo de fuerza hasta Petrer donde soy incapaz de dar una pedalada más, con 300K en las piernas, 11 horas encima de la bici, 4000m de desnivel acumulado y muchos dolores musculares.
Decido por mi salud que lo mejor es regresar a casa en coche pero orgulloso de haber completado el 75% del recorrido previsto incluyendo las subidas más duras.
No os quepa duda que volveremos a intentarlo!
Un placer contar con tu presencia en nuestro club.