7 de diciembre de 2014

CÓMO MONTAR EN GRUPO SIN MORIR EN EL INTENTO

Si ya es difícil sacar tiempo para salir con nuestra bici por los caminos, más aun es poder coordinarlo con otras personas. Por eso entre semana lo más frecuente es salir en solitario y los fines de semana compartir nuestra afición con amigos u otros participantes. El fin es el mismo: pasarlo bien sobre nuestras bicis, pero hay que tener en cuenta que al ir acompañado nuestros movimientos tiene que adaptarse al conjunto. Ahí van una serie de consejos que a buen seguro te evitarán formar alguna que otra montonera. 

NO TE PARES 
Después de un descenso complicado hay que evitar pararse nada más terminar la zona técnica. Si lo haces formarás un tapón dentro del propio descenso y provocarás caídas al resto de bikers que están bajando. En una zona complicada es muy difícil parar del todo por lo que si te paras en el mismo final puedes ser embestido por el resto de compañeros están completando la bajada. 

AVISA 
Cuando circulas en cabeza de un grupo, eres lo ojos de los compañeros que circulan detrás. Debes avisar si existe algún peligro destacable como una roca o agujero escondido en mitad del camino. Si bajáis por un rápido descenso y te cruzas con alguien que sube, aminora la marcha y advierte del peligro con una voz o silbido. 

QUE CORRA EL AIRE 
En las subidas técnicas hay que dejar espacio entre el biker de delante y uno mismo. Así, si el compañero que te precede echa pie a tierra, podrás ver dónde se ha equivocado y superar la zona sin fallos. 

PROGRESIVAMENTE 
Igual que cuando circulas con el coche por la carretera, en la bici no se puede frenar de golpe cuando circulas dentro de un grupo. Por eso, si se te cae el bidón, te suena el móvil o similar, deberás de advertir que te vas a detener y hacerlo de forma gradual. Si no, te expones a que te den una buena "cornada". 

CON EL HOMBRO Y CON CALMA 
Es muy difícil y poco humano el permanecer absolutamente concentrado durante horas sobre la bici. Una de las situaciones más comunes cuando se circula en paralelo es invadir el espacio lateral de tu compañero y quedar parcialmente enganchado. Mantén la calma y usa el hombro apoyándote en tu compañero. No quites las manos del manillar porque perderás el control. 

EL AFILADOR 
Si circulas muy cerca del compañero de delante corres el riesgo de que tu rueda delantera toque con su rueda trasera. Si esto sucede de frente no tiene porque pasar nada, pero lo habitual es que contactes de lado y quedes desequilibrado. Lo que pasa a continuación te lo puedes imaginar, así que debes de ir atento y sobre todo son un dedo puesto en la maneta del freno y nuca en los acoples o en mitad del manillar. 

LA UNIÓN HACE LA FUERZA 
Cuando quedamos un grupo para montar en bici, es difícil que todos coincidamos en el mismo nivel de condición física. Si eres el "machaca" del grupo, tienes que ser considerado y saber que tu ritmo puede amargarle la mañana a un compañero. A todos nos gusta llegar el primero en la cima del puerto, pero una vez ahí debemos dejar que el resto recupere y disfruten de la ruta al igual que lo haces tú. Si eres de los que siempre ve la batalla desde atrás, no te empecines en seguir un ritmo por encima de tus posibilidades, regla tus fuerzas y adminístralas con inteligencia. Si cada uno pone un poco de su parte se puede salir a montar en bici con cualquiera, indistintamente del nivel de cada uno.