3 de julio de 2014

Los ajustes imprescindibles para tu bici

ANTES DE SALIR


Hay una serie de comprobaciones que debes hacer antes de salir. No siempre pero sí cada 4 ó 5 salidas o después de un tiempo largo sin usar la bicicleta. Aquí las tienes:

1º Comprobar la holgura de dirección. Ponte a horcajadas en la bici, con el freno delantero apretado y trata de mover el manillar de adelante atrás. Si notas un ruido y una vibración cda vez que haces este gesto tu dirección tiene holgura.

  • Para quitar la holgura comienza por aflojar los tornillos laterales de la potencia, luego aprieta el tornillo vertical, comprueba que no hay holgura y reaprieta los tornillos de la potencia.
2º Revisar el apriete de la potencia. Ponte por delante de la bici, agarra la rueda delantera entre las piernas y trata de girar el manillar a los lados.
  • Si se mueve tienes que apretar los tornillos de la potencia.
3º Gira los pedales hacia atrás y escucha si la cadena está seca. ¿Parece que hay pajaritos cantando? Es hora de que descubras lo que es el aceite, un invento “moderno...
Para engrasar la cadena:

Compra mejor aceite específico para cadenas, tiene aditivos para que no se vaya con facilidad. Pon el bote con el aplicador por la cara interna de la cadena, la que roza con los piñones. Coloca un trapo bajo el cambio trasero para recoger el goteo. Da una vuelta completa a la cadena soltando gotitas sobre la cadena (exactamente donde articulan los eslabones). Para acabar puedes agarrarla con un trapo y girar los pedales para eliminar el sobrante

4º Presiona con mucha fuerza los frenos. La palanca debe recuperar bien su posición sin perder recorrido.

5º Comprueba el apriete de tornillos importantes como los de los frenos, el manillar, sillín, bielas…
6º Comprueba el apriete de los cierres de ruedas. Tienen que ofrecer cierta resistencia a abrirse, si no es así asegúralos bien abriendo totalmente la palanca, girando con la mano la tuerca media vuelta y volviendo a cerrar la palanca hasta que ofrezca resistencia pero podamos dejarla paralela a la bici totalmente.

→ Engrasa los cables de freno y cambio

1º Suelta los topes en la pinza de los frenos V.
2º Separa la funda deslizándola hacia arriba para descubrir el cable.
3º Ponle unas gotas de aceite de teflón especial que encontrarás en tiendas de bicicletas.

Haz lo mismo con los cables de cambio. Para sacarlos sin desmontar nada pon la cadena en plato grande y piñón grande, ahora sin pedalear pon los mandos del cambio en plato pequeño y piñón pequeño. Verás que los cables se destensan completamente. No muevas los pedales y podrás desplazar la funda y sacar los cables gracias a los topes del cuadro que tienen una ranura pensada precisamente para eso.