17 de mayo de 2014

I Edición de La Rioja Bike Race - Etapa 1





La Rioja puede que para muchos sea una desconocida, pero es una Comunidad Autónoma con infinitas posibilidades para la práctica del MTB.

Con 760 inscritos y 14 nacionalidades entre los participantes, el viernes 16 de Mayo se ha dado la salida a esta carrera para unos (los Pros), y reto para otros (el resto de mortales como nosotros, que también estamos participando).

El jueves comenzó el “sarao”. Todo listo a partir de las 4 de la tarde en el Palacio de los Deportes de La Rioja, justo al lado del Campo de Fútbol de Las Gaunas.

Zona con amplitud, muy poco tráfico y mucho espacio para aparcar….buena elección para el gran despliegue.

Parking de bicis, servicio de fisioterapia, servicio de mecánica, duchas, servicio médico, cafetería, zona de lavado de bicis, guardaropa…además de zona comercial y de exposicion, y por supuesto, parrilla de salida y podium, todo centralizado en esa zona.

Llegó la hora, las 9.40 a.m., se abren los boxes para ir colocando a los participantes en parrilla de salida según categoría, y a las 10 en punto, tras los actos protocolarioshabituales de corte de cinta por las autoridades, y las palabras de ánimo, se da la salida a esta primera edición de La Rioja Bike Race.

La primera etapa tiene 55,3 Km y 1.264 metros de desnivel acumulado, se pasará de una altura próxima de 390 mts sobre el nivel del mar, a unos 1.150 mts de altitud aproximadamente como más alto.

Etapa rápida, ganada por Carlos Coloma en 2 horas justas, seguido por Pedro Romero yOscar Pujol.

La salida fue muy rápida, rapidísima…lo que hizo que desde el principio se fuesen formando pelotones según el ritmo y nivel, en las amplias pistas.

Se supone que es la etapa más corta y más fácil de las 3, pero el viento y las altas velocidades pasan factura en las piernas de los corredores.

En general, la etapa transcurrió por pistas, algunos tramos de carretera más o menos asfaltada, y senderos/trialera disfrutones.

Los senderos fueron especialmente divertidos, la etapa una preciosidad, aunque las altas velocidades que se llegaban a alcanzar, a veces hacía difícil disfrutar del precioso entornopor el que rodábamos.

La subida del día, en la mitad de etapa, era dura, con mucha pendiente y grandes porcentajes, pero dentro de unos bonitos pinares que ofrecían una gran sombra, lo que quieras o no, ayudaba a superarla.