2 de abril de 2014

Ventajas e inconvenientes de los pedales automáticos

Vamos a empezar por los incovenientes y es que solo encotramos uno. Es posible que las primeras veces vayas con un poco de miedo y al no tener acostumbrado a ir sujeto a la bicicleta tengas alguna pequeña caída.

El resto son todo ventajas. Los pedales automáticos son posiblemente el mejor invento que hemos conocido para la bicicleta. Tanto para carretera como para mtb una vez los pruebes no querrás quitarlos.


- Mejora del pedaleo: Al hacer fuerzas en todo el recorrido de los pedales, consigues un pedaleo más redondo y efectico. Se mejora la eficiencia y se reducen las lesiones.


- Postura más correcta: una vez colocadas correctamente las calas, el pie siempre va en la misma posición, por lo que evitarás lesiones en el futuro.

Sujección: al ir sujeto a la bicicleta, tienes un mayor control sobre tu máquina, además de que los pedales no se resbalarán nunca. Al principio deberías llevar tus calas ligeramente flojas para evitar caídas y aprender a soltarte. Cuando estés seguro, las irás apretando tú mismo.