4 de marzo de 2014

Nutrición para ciclistas

El deporte es sinónimo de desgaste por lo que debemos tener los nutrientes necesarios para rendir al máximo sobre la bicicleta y al mismo tiempo, tener una buena alimentación. Para ello apuntar bien porque necesitaremos:
  • Carbohidratos
  • Proteínas
  • Grasas
  • Vitaminas
  • Minerales
De esta manera, antes de coger nuestra bicicleta debemos beber mucha agua y un buen plato de cereales. Esto nos aportará carbohidratos y una fuerte sensación de energía que nos permitirá realizar un gran recorrido a buen ritmo. También, consumir un plátano antes de cada salida nos aportará una fuerte dosis de potasio que nos evitará posibles calambres en los músculos.

Si realizáis una marcha de larga duración, no olvidéis ir tomando agua o bebidas energéticas mientras pedaleáis. Esto nos ayudará a generar las sales que se pierden con el sudor.

Y cuando se termina, más líquidos para rehidratar al cuerpo y carbohidratos como una buena ensalada o un zumo de frutas.

BEBIDAS ISOTÓNICAS: Ayudan a rehidratar y evitar la deshidratación después del esfuerzo físico, ya que aporta sales minerales y electrolitos. No se debe abusar de su consumo, por lo que recomendamos un sorbo cada 20 minutos.

BARRITAS ENERGÉTICAS: Proporcionan carbohidratos y sobre todo combate la sensación de hambre. Ayuda a mantener los niveles de glucosa altos.

GELES: Siempre se deben usar mientras se practica ejercicio y en momentos muy puntuales cuando hay que realizar un esfuerzo de poco tiempo pero de mucha intensidad.

GOMINOLAS: Estos productos están en el punto intermedio de las barritas y los geles porque aportan carbohidratos y azúcares.

RECUPERADORES: Aportan mayoritariamente proteínas para la regeneración de los músculos después de haber realizado una gran ruta.