30 de enero de 2014

Estira de la mejor forma posible para evitar lesiones


Estirar tu musculatura es beneficioso, pero ¿cómo hay que hacerlo? Te lo explicamos, además de proponerte los estiramientos más efectivos.
En torno a los estiramientos existe no poca cantidad de creencias e ideas preestablecidas, la mayoría de ellas sin demasiado fundamento. Eso para aquellos deportistas que piensan en ellos y los llevan a cabo de manera más o menos regular, porque hay otros tantos que incluso de nuevo por falsas creencias o desinformación, no les prestan la más mínima importancia. Sea como fuere, los estiramientos sí que han sido contrastados como una práctica que puede comportar beneficios para nuestro cuerpo y nuestra salud, tanto dentro como fuera de la práctica deportiva.

Estiramientos y mountain bike
 
En relación con el ejercicio físico, es cierto que contrariamente a lo que muchos puedan pensar, los estiramientos no facilitan directamente un mayor rendimiento. Ni siquiera está demostrado de manera sólida que favorezcan la recuperación muscular tras el esfuerzo, con lo que realizar estiramientos justo después de montar en bici, si se hace por estos dos motivos mencionados, parece que no tendría sentido.
Hasta el día de hoy, sólo se ha evidenciado un efecto positivo de los estiramientos sobre nuestra salud y amplitud articular, un aspecto, por otro lado, nada despreciable. Mantener buenos niveles de flexibilidad va a optimizar el movimiento de nuestras articulaciones, salvo condicionantes mayores. Esto hace que sobre la bici, los que sean flexibles soporten mejor el paso de los kilómetros sin notar sobrecarga o tensión muscular, por ejemplo en la espalda, cervicales, parte posterior de los muslos, etc.
Indirectamente, por tanto, quienes gozan de mayores niveles de flexibilidad rinden más sobre los pedales al sentirse menos limitados por la rigidez y fatiga muscular localizada. A esto hay que sumar el efecto de bienestar psíquico que cualquiera que haga estiramientos regularmente experimenta gracias a la relajación muscular. No olvidemos que el bienestar físico y mental, a veces, puede ser uno de los mejores precursores del rendimiento; si te encuentras bien, la confianza en tus posibilidades aumenta.

Sentado en el suelo, con la espalda recta, pero inclinada hacia delante, dejando caer el tronco sobre una de nuestras piernas que están estiradas. Debemos notar tensión en la parte posterior del muslo.0005 2013-07-01 estudio sol_WEB

Estiramiento de antebrazos
De rodillas en el suelo, dejar caer el peso del cuerpo hacia delante de manera que nos apoyemos con los brazos y las manos, pero estas últimas mirando hacia nosotros, con la cara interna de los antebrazos mirando hacia el frente. Esta zona de los antebrazos es donde más tensión vamos a ejercer para provocar el estiramiento muscular.

Estiramiento de cuádriceps
0001 2013-07-01 estudio sol_WEBSentado de forma que una pierna queda estirada y la otra flexionada hasta que el pie de ésta toque con nuestro glúteo. Desplazar ligeramente el tronco hacia atrás. La tensión se percibe en la cara anterior .




Estiramiento de tríceps sural (gemelo)0004 2013-07-01 estudio sol_WEB
Estando de pie retrasamos una de las piernas hacia atrás y apoyamos todo el pie en el suelo, talón incluido. Mantenemos la espalda y la rodilla totalmente rectas. Debemos notar tensión en la parte posterior de la pierna, desde el talón hasta la rodilla



Estiramiento de glúteo, 0002 2013-07-01 estudio sol_WEBpiramidal
Tumbado en el suelo, flexionar una pierna en 90º de manera que con su rodilla empujemos la otra pierna en posición cruzada o perpendicular al eje de nuestro cuerpo. Subir la pierna flexionada a 90º hasta que notes tensión en la parte del glúteo e, incluso, cara posterior e interna del muslo.
del muslo.