20 de diciembre de 2013

SUSPENSIÓN (AJUSTE DEL "SAG")

la suspensión, en esta ocasión vamos a ver como ajustamos el "SAG", que como referimos en el anterior post, es la relación del hundimiento de la suspensión en relación al peso del ciclista con el fin de conseguir mantener la las ruedas siempre pegadas al suelo. El SAG, ofrece un recorrido negativo a la suspensión si nos imaginamos un agujero en el suelo al pasar por el sin SAG toda la bici se hundirá en el agujero en cambio si tenemos ajustado el SAG solo se hundirá la rueda, que de lo que se trata que la suspensión trabaje para que nosotros no notemos los baches u obstáculos del camino.
Para empezar nos podemos encontrar con dos sistemas que son los amortiguadores de aire y el de muelles, vamos a ver como ajustamos cada uno de ellos.
Amortiguador de aire:

Para empezar  vamos a referirnos al amortiguador delantero denominándolo Horquilla y al trasero amortiguador. Lo primero que debemos conocer es la carrera del amortiguador y de la horquilla. La carrera del amortiguador es la distancia que se comprime el vástago del mismo y no el recorrido de la suspensión y en los casos de las horquillas la carrera es el propio recorrido de la la misma. Los amortiguadores traseros suelen traer una anilla de goma parecida a una junta tórica en el embolo y en los casos de las horquillas no suele traerlo por lo que tendremos que recurrir a las famosas bridas de electricistas. Una vez colocada la brida en la horquilla vamos a proceder a vaciar todo el aire y a comprimir suavemente hasta hacer tope. Volvemos a meter aire hasta que se extienda por completo y seguidamente mediremos la distancia desde el cuerpo del amortiguador hasta la anilla de goma, en el caso del trasero, y desde las botellas hasta la brida, y ésta será la carrera de la que disponemos.
El siguiente paso será ajustar la anilla de goma nuevamente al cuerpo del amortiguador y la brida a las botellas de la horquilla. Para este paso lo más recomendable es contar con la ayuda de algún compañero o familiar que nos sujete la bici mientras que nosotros nos subimos a ella con mucha suavidad adoptando la posición de conducción sujetos al manillar y permaneciendo en ella unos segundos. Seguidamente nos bajamos con la misma suavidad y con cuidado de no comprimir más  la suspensión que la propia de nuestro peso. A continuación medimos la distancia existente entre la anilla de goma y el cuerpo del amortiguador y de la brida a las botellas de la horquilla, lógicamente las anotamos en un papel para que no se nos extravíe.
El SAG se representa en porcentajes y dependiendo de la modalidad que vayamos a practicar eligiéremos un SAG con un porcentaje más alto o más bajo, seguidamente vamos a poner un ejemplo.
Si vamos a elegir un SAG del 20% procederemos de la siguiente manera: como anteriormente hemos medido la carrera y suponiendo que dicha medida es de 100 mm para el caso de la horquilla y 50 mm en el amortiguador el 20% de estas medidas será (100 x 0,2 = 20 mm y 50 x 0,2 = 10 mm) por lo que el SAG de la horquilla será 20 mm (2 cms.) y la del amortiguador 10 mm (1 cms.). Estas serán las distancias que deberían de tener desde la anilla de goma hasta la base del amortiguador y desde la brida hasta la botella de la horquilla cuando estemos subidos en la bici. Si la medida obtenida en un principio para la horquilla fué de 15 mm (1,5 cms.) tendremos que quitarle aire hasta conseguir que se quede en  20 mm. y si la obtenida en el amortiguador fué de 20 mm (2 cms.) tendremos que meterle aire hasta que alcancemos los 10 mm. (1 cms.). Pra conseguir ajustar la suspensión a estas medidas posiblemente tengamos que realizar el paso de subirnos a la bici varias veces hasta alcanzar el valor deseado. Es recomendable ir poco a poco incrementando o disminuyendo 5 PSI cada vez.
     
Amortiguador de muelles:

En el caso de amortiguadores (y horquillas) que funcionan con muelle, seguiremos unas directrices parecidas. Para eliminar el efecto precarga vaciábamos la cámara de aire de la suspensión, sin embargo sólo podemos anular la precarga de un muelle retirando éste de su ubicación. A continuación pasamos a operar de la misma forma que hicimos con la horquilla. Ponemos una brida en el émbolo del amortiguador y comprimimos la suspensión para conocer su carrera. Volvemos a colocar el amortiguador en su sitio (sin haber quitado la brida) y a partir de ahora regulamos la precarga del muelle en función del sag que deseemos. Podemos sobrepasar los límites recomendados de sag, alcanzando hasta el 35%, en las bicis de mayor recorrido. Ajustaremos la precarga del muelle, roscándolo (será más duro, se comprime el muelle ¡pero no el resto del amortiguador!) o desenroscándolo (más blando) hasta alcanzar el sag que deseemos. Si al precargar el muelle, necesitamos que éste se comprima más de 6 ó 7 mm. sería recomendable que lo sustituyésemos por uno de mayor dureza, para obtener un mejor comportamiento. Si no llegásemos al sag mínimo, entonces deberíamos sustituir el muelle por uno más blando, a fin de obtener todo el recorrido de la suspensión.

Existen algunos casos especiales en el que este proceso no es factible, éstos son los casos en que los amortiguadores y horquillas actúan mediante un sistema de de giro virtual. En estos casos lo que debemos buscar es el punto optimo de la suspensión debido a que este sistema actúa en la primera fase del hundimiento con un recorrido negativo y en la segunda fase con un hundimiento progresivo, dicho de una manera más atendible,  estos sistemas se van endureciendo a medida que se van comprimiendo.

El reglaje idóneo de estos sistemas de suspensión es aquel que se encuentra en el punto de inflexión (cuando termina el recorrido negativo y empieza a endurecerse). A estos sistemas se les denomina "Regresivos". Los sistemas progresivos toleran más el SAG y en consecuencia una suspensión más sensible, por el contrario una suspensión un sistema lineal nos obliga a llevar menos SAG resultando una suspensión más brusca.

A estas alturas de este tutorial os estaréis preguntando  que porcentaje de SAG es el más adecuado para mi, pues bien a continuación os diré los porcentajes más recomendables para cada modalidad, indistintamente que os sintáis mas cómodo con un porcentaje más alto o más bajo que el recomendado ya que no existe un SAG ideal, tomemos estos como orientación. 

  • Uso XC/Rally/Maratón: 10/15% de SAG.
  • Uso Trail/All Mountain 20/25% de SAG.
  • Uso Enduro: 30/35% de SAG.
  • Uso Freerride/Descenso: 35% de SAG o mayor.
Aquí os dejo unas imágenes para que os sea más fácil de comprender algunos términos que hemos utilizado en los tutoriales de la suspensión.