4 de diciembre de 2013

Mejorar en los descensos





Por norma general le damos más importancia a la maquina que al cuerpo y no debe ser así. Mejorar el físico, la técnica y la mentalidad, a la hora de los descensos es  más sencillo de lo que parece.

 
 Físico
Está claro que estamos practicando un deporte y que cuando mejor forma física general tengamos mejor podremos desarrollar la técnica.
En particular debemos fortalecer los brazos, antebrazos y manos. De ello dependerá nuestra seguridad y disfrute además de darnos confianza para intentar superarnos.
Un simple muelle que podemos utilizar a ratos 
perdidos nos dará unos resultados sorprendentes.




Técnica

La técnica va siempre relacionada con la práctica. Intenta tomártelo como un juego y practica en escalones, rampas o pendientes pronunciadas.
Fijar siempre las vista a una distancia suficiente para tener tiempo para  reaccionar y llevar una velocidad con una suficiente inercia para cada tipo de obstáculo.




Seguir la rueda de alguno de vuestros compañeros que baje bien es una buena manera de aprender la trazada correcta, puntos de frenada, llevar una velocidad correcta en cada momento e incluso la posición correcta sobre la bici.

 




 Mentalidad

Desbloquear la mente para intentar acciones cada vez más difíciles, además de conseguir un ritmo alto, pensar sólo en pilotar y disfrutar de las increíbles sensaciones que te transmiten un descenso.



 La inseguridad, la duda y el miedo no son buenos compañeros.