20 de diciembre de 2013

DESPUÉS DE ENTRENAR HAY QUE COMER

La alimentación es uno de los pilares del entrenamiento. Si te alimentas bien, tu cuerpo tiene mejor materia para gastar en el momento necesario y reponer los depósitos agotados por ese esfuerzo prolongado.

En este caso vamos a dar unas pautas sobre esa reposición de nutrientes tan fundamental para estar al 100% en las futuras sesiones de entrenamiento.

Para tomar alimentos después del ejercicio tienes dos momentos claves: inmediatamente después de la finalización de la prueba y más tarde.

Te recomiendo que en el período de tiempo de unos 40 minutos inmediatamente después de la finalización de la actividad física realices una primera toma de alimentos. En ese tiempo, debido a la necesidad que tienes de reponer toda tu energía y nutrientes y reconstruir todas tus estructuras dañadas, tu hormona del crecimiento se encuentra al máximo nivel. 

 

Si eres inteligente, tienes que aprovechar este momento en la que la asimilación de todos los nutrientes ingeridos es máxima. A partir de estos 40 minutos el nivel de asimilación de los nutrientes se reduce progresivamente.

Si comes bien después de entrenar recuperas mejor y en menos tiempo, lo cual te prepara para estar plenamente activo para la siguiente sesión.

¿Qué es lo que consigues comiendo después de hacer una actividad física?

-Repones tus reservas de glucógeno muscular.

-También repones el déficit de líquidos.

-Y además eliminas los productos de desecho producidos durante el entrenamiento o la competición.

Estas son las normas a seguir

Toma grandes cantidades de líquido con proporciones adecuadas de electrolitos e hidratos de carbono; favorecen tu rehidratación y la reposición del posible déficit de electrolitos y glucógeno muscular.

Además estos líquidos deben llevar una baja cantidad de proteínas. Un ejemplo: un batido de proteína de suero de leche con una determinada concentración de hidratos de carbono y sales, utiliza alimentos con un índice glucémico moderado-alto para que tu reabastecimiento sea rápido.

En las comidas posteriores, ósea ya pasados esos 40 minutos, incluye pasta, arroz, patata cocida o asada y evita tomar alimentos grasos.

El cuerpo en ese momento seguro que te pide alimentos que no son recomendables, hay es cuando tienes que tener seguro que es lo que tienes que hacer.

Si quieres darte un gusto, ese no es el mejor día, si tienes comida preparada, te ayudara a no realizar una ingesta de esos alimentos “semi-prohibidos”

Ya sabes, a comer bien después de los entrenamientos y las competiciones, tu forma física te lo agradecerá.